Un comentario sobre “Ayer

  1. Que cada vez que el sonido perdido,
    que en el eco resuene su nombre,
    sea para saber que hoy no existe,
    que su nombre es una moneda perdida,
    con la que pagué mi futuro.
    Pasado, pasado, pasado.

    Futuro que nace a mi lado cada mañana,
    inmaculado,
    nuevo como el fruto de primavera,
    como mi alma desciende del invierno y sueña,
    que ya no hay moneda,
    que solo queda mi senda.

    Y en el acantilado, justo en el borde
    siento en el verso su nuevo nombre

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s