Amor de verano

estr

 

Fue un amor de verano, una fantasía con fecha de caducidad marcada de antemano. Unos días intensos de los que sólo quedaría el recuerdo.

Se despedían frente al mar, bajo un cielo estrellado, cuando una brillante estrella fugaz lo cruzó.

Un deseo pidió cada uno antes del beso final, ése tras el que al principio del verano  ambos prometieron que todo acabaría para siempre.

La vida seguía y el verano parecía olvidado, hasta que una mañana de lluvia el teléfono de ella sonó y en la pantalla la imagen de su amor del verano apreció.

-Hola.

-Hola-repitió ella tímidamente, estremeciéndose al escuchar de nuevo aquella voz que no deseaba olvidar.

-Tú has ganado, porque al llamarte he sido yo el que rompió la promesa, pero es que a pesar de que ese fue el deseo que yo pedí cuando vimos la estrella fugaz la última noche que estuvimos juntos, no soy capaz de dejar el verano y a ti atrás.

Qué iluso he sido creyendo que un deseo imposible puede ser real con sólo pedirlo tras ver una estrella fugaz.

Él se sintió estúpido cuando escuchó como ella reía.

– ¿Sabes por qué no se cumplió tu deseo? Porque yo fui más rápida pidiendo que aunque el verano terminara, aquel sueño nunca acabara.

pl

Publicado en .

Un comentario sobre “Amor de verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s