Acepta el reto

2-group-413973_640

Fue el tuyo, ese cuerpo de pecado, el que me llevó de la mano. El que me lo propuso mientras con picardía sonreía, recordándome que no sabía lo que significaba ni fidelidad ni compromiso.

No te preocupes, no me dañarás. Sabes que en eso tú y yo somos iguales. De todos modos piénsalo bien porque yo confío en que podré hacerlo pero, ¿te sientes tú capaz de soportar no ser el único que ocupe ese lugar que ni tú ni nadie hasta hoy ha sido capaz de acaparar? ¿Dices que podrías conseguirlo? Inténtalo si quieres, pero igual que para mí contigo, ésta no será una tarea fácil. Es complicado cambiar el papel de seductor a seducido, de seducido a seductor.

Ambos fuimos testigos silenciosos de las contiendas del otro. ¿Qué sucederá siendo tú y yo los únicos protagonistas de esta partida?

Acepta el reto si quieres y probemos suerte: ¿te seduciré yo, me seducirás tú? ¿Lo lograremos los dos o se romperá algún corazón? ¿Seguiremos igual o todo acabará?

Sinceramente, me da igual. Ahora sólo quiero seducirte y dejarme seducir, disfrutar de ese cuerpo que hasta ahora nunca fue para mí, pretendiendo encontrar en ti la casilla que marca el final de la partida, ésa que permitirá la digna retirada de dos personas tal vez sin saberlo desde el primer día enamoradas.

00-couple-1196029_640-ConvertImage

-Ana María Otero-

7 comentarios sobre “Acepta el reto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s