Muerte dulce

rose-2335203_640

 

Sí, tienes razón. Me distraigo, me disperso.

¿Por qué preguntas qué es lo que me pasa, fingiendo no saber que tú y sólo tú eres la única responsable de todo esto?

La culpa la tiene eso que con aparente inocencia me ofreces, a pesar de saber que después de probarlo una sola vez, resulta imposible rechazar ese veneno tan puro, que tan solo su recuerdo tiene la capacidad de matar.

Una muerte dulce, en absoluto amarga, que es una delicia probar.

Morir una y otra vez en tu cuerpo, para después resucitar y desear contigo, nuevamente en ti, volver a morir.

 

hot-3174901_640---Imagen de prettysleepy1 en Pixabay

 

 

-Ana María Otero-

 

-Imagen 1 de Justasurferdude en Pixabay

-Imagen 2 de prettysleepy1 en Pixabay

 

10 comentarios sobre “Muerte dulce

  1. Más distraído que yo no hay nadie, Ana. A pesar de ello quiero darte las gracias por ser como eres y por enseñarme tanto como has hecho con tus escritos. Pocas personas existen con tu sensibilidad, con tu personalidad, con tu empatía. Tenerte como amiga es un verdadero lujo. Y leerte otro.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s