Tu cuerpo

 

Sueño tu cuerpo, deseo tocarlo,

saborearlo, examinar palmo a palmo tu piel,

descubriendo secretos ocultos,

despertando deseos dormidos

(los tuyos, los míos)

que, ¡oh maldito castigo!,

sin saber cómo ni entender por qué se habían perdido.

Ven, no temas,

te garantizo que el peligro ha desaparecido.

Quédate aquí, sabes que así no volverá

porque le falta valor para enfrentarse a dos

que juntos defienden eso a lo que muchos llamamos amor.

couple-731890_640

-Ana María Otero-

8 comentarios sobre “Tu cuerpo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s