Esperando

Mucho tiempo esperando.

¿Por qué tardaste tanto?

Esperé, me desesperé,

lloré y grité,

maldije al destino,

pero nunca te dejé de amar

y te garantizo

que es verdad que el sentimiento aumentó

cada día que pasó.

Creciendo las ganas,

alimentando el deseo de volver a tenerte,

gritando al viento que vivir sin ti

es lo mismo que no existir.

No, no me dejes hablar más

e invítame a callar con uno de tus besos,

esos que a partir de ya

serán otra vez realidad,

dejando de ser necesario soñar

para saborear todo ese amor

en tus labios para mí contenido.

03-man-1994651_640

-Ana María Otero-

3 comentarios sobre “Esperando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s