…nº11, bajo izquierda

   Aquella casa. Tú me preguntas si me acuerdo de ella. ¿Cómo podría olvidarla si para mí fue la primera?

   Decían que no era grande, pero yo la veía inmensa, como casi todas las cosas a ojos de una persona todavía pequeña.

   Quieres saber si me gustaría volver a verla. Sí y sólo sí, si me garantizas la ilógica utopía de que en todos estos años no ha cambiado nada, que sigue estando en ella todo de la misma manera que en aquella época en la que yo aún no conocía la vida que existía más allá de la vía, esa por la que entonces ya no pasaba el tren, si es que lo hizo alguna vez.

   Noches, días, semanas, meses, años… Momentos vividos en un escenario que desde hace tiempo no conserva ni un recuerdo de todo aquello que entonces era mío, que ahora sólo se mantiene en mi memoria, y que  sin duda aunque no es lo que deseo, el paso del tiempo inevitablemente transforma, tapando huecos, cubriendo lagunas con elementos que en aquel momento probablemente ni siquiera existieron. Pero, ¿qué quieres que te diga? En mis sueños por ahí todo sigue así para mí. ¿También para ti? Seguramente sí.

-Ana María Otero-

-Imágenes tomadas de Pixabay

4 comentarios sobre “…nº11, bajo izquierda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s