Nuestro momento

Perfume ausente cuyo aroma

aún conservo en mi mente.

El recuerdo de un cuerpo

que no cambia con el tiempo.

Momentos guardados,

perfectamente ordenados,

que de noche aparecen

para que de nuevo te sueñe.

Despertando el deseo,

cuando a mi lado te siento.

Todos estuvimos contigo mientras te ibas,

pero sólo yo escuchaba como decías

que uno tras otro cada día volverías

para refrescar todo lo que para ti yo significaba,

y no lo olvidara mientras no llegaba 

el momento preciso para irme contigo,

ese a partir del cual no sería  ya precisa la despedida,

al no tener yo que despertar

al salir otra vez el sol,

y así poderte  acompañar

hasta ese lugar al que después de darte un beso

tú regresas cada mañana,

recordándome siempre antes de marcharte

nuestro inviolable encuentro diario,

momento sagrado al finalizar la jornada.

-Ana María Otero-

-Imágenes tomadas de Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s