Sin final especial

La eterna pregunta: ¿por qué siempre entro en la misma sala si sé que el final será el mismo que el de la anterior sesión?

No hay emoción, ni hay sorpresa. No hace falta atar cabos, aunque siempre cabe la posibilidad de apreciar algo que ayude a encajar con suavidad esa pieza que antes sólo entraba haciendo un poco de fuerza. Pero sea como sea el final se repite y la función una y otra vez acaba igual.

¿Qué me lleva a entrar una vez más, a pensar que en esta, por haches o por bes, el final así porque sí, cambiará sólo para mí?

-Ana María Otero-

-Imágen tomada de Pixabay

7 comentarios sobre “Sin final especial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s