Sólo algo lejano

 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Verlo y perderlo, sin poder retenerlo.

  Sentía que lo tenía, pero en realidad su verdadera existencia para mí siempre fue ajena. Podía ver su brillo, sentir en mí su calor, pero aunque yo así lo creía, toda aquella dicha no me pertenecía.

  Nunca fue más que una imagen lejana, un insignificante instante que así como empieza acaba. Fue hermoso vivirlo pero duele sentir que lo he perdido y conservar un recuerdo que se repetirá, para acabar siempre igual.

-Ana María Otero-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s