Confianza ciega

Gracias por confiar en mí,

sin pedirme algo más que estar ahí.

Por compartir tus secretos

y regalarme tus sentimientos.

Por disipar mis miedos

y ayudarme a olvidarme de ellos.

Gracias por seguir aquí sin apartarte de mí,

por enseñarme a descubrir

que merece la pena correr el riesgo

cuando algo se siente auténtico,

porque un momento se aprecia fugaz,

pero sentimientos verdaderos sí que pueden ser eternos.

Confianza ciegaCC by-nc-nd 4.0 Ana María Otero

Un comentario sobre “Confianza ciega

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s