El día del plim o el día del plom

 

   El día del plim o el día del plom, cuando el final empezó o por fortuna acabó.

    Cerrando unas puertas, dejando otras parcialmente abiertas.

    Nada sale, nada entra pero a la larga todo se renueva.

    No quieras ir, tampoco venir. No es aquí, no es allí. Sin ser, sin estar, pero buscando alguna realidad.

    Desde el día del plim, o el día del plom, cuando el final empezó o por fortuna acabó.

El día del plim o el día del plomCC by-nc-nd 4.0 Ana María Otero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s