Una idea.

Una idea perdida que nunca fue mía Apártala de mi lado, porque aunque yo no salí a buscarla ni tampoco pedí encontrarla ahora me arrastra, tira de mí y poco a poco me abrasa, ¡me ahoga! Llévatela lejos, ¡no permitas que acabe conmigo! -Ana María Otero-