Última oportunidad

  No es esto lo que quiero, pero en realidad nada más tengo. ¿Qué quieres que haga? No. Sabes que no me puedo apartar y dejarlo atrás porque esa sería una oportunidad, probablemente la última, absurdamente desperdiciada. Una bala perdida que al pasar sin duda alguna se llevaría irremediablemente mi vida. -Ana María Otero-