Ya está

Através del cristal observo como la lluvia cae, empapando recuerdos que enseguida, muy lejos, se llevará el viento, a algún lugar perdido, entre sombras escondidos, donde en algún momento se olvidarán y así jamás podrán otra vez dañar. -Ana María Otero- -Imágenes tomadas de Pixabay–