Extrañas paradojas

-Imagen tomada de Pixabay.com/es- Decirlo sin hablar, encontrarlo sin buscar. Tenerlo sin querer, para perderlo otra vez. Descolocar lo colocado, para ponerlo apartado. Rematar tras resucitar, para dejarlo marchar. Extrañas  paradojas que la lógica trastocan. Sin razón, sin sentido, pero al fin y al cabo es siempre lo mismo. Extrañas paradojasCC by-nc-nd 4.0 Ana María Otero

Rutinas

  Rutinas extrañas, normas instauradas. Sucede una vez y se repite otra más. Si llega hasta seis no me sorprenderé. Tal vez gusta, o sencillamente no disgusta. ¿Qué más da si al parecer a nadie incomoda que vuelva a pasar?   -Ana María Otero-